Juntos por el derecho a la educación

Hogar de tardes Mamá Margarita

Hace unas semanas, cuando el estado de alarma comenzó, un grupo de profesionales vinculados y preocupados por el modo en que la infancia más vulnerable viviría el reto educativo al que se enfrentaba, se reunió (virtualmente) para analizar la situación e intercambiar ideas, propuestas y sentires. En ese grupo, como no podía ser de otra manera, nos encontrábamos las educadoras del Hogar de Tardes Mamá Margarita.

En el grupo se propició una reflexión conjunta con el objetivo de:

  • Visibilizar la situación de especial precariedad que están viviendo estos menores ante la crisis que genera el COVID 19 y las repercusiones del estado de alarma decretado por el gobierno.
  • Plantear propuestas y animar a que otras instancias también lo hagan para entre todos dar respuestas que minimicen algunos de los impactos negativos que en el ámbito socioeducativo este sector de la población está viviendo.

En base a esto, se elaboró una solicitud de apoyo institucional a la infancia más vulnerable durante el estado de alarma que se remitió al alcalde por correo electrónico.

Unos días más tarde, la Hermandad de Jesús Preso, por intermediación del alcalde, se puso en contacto con el HTMM y juntos le dimos forma a la gran idea de llevar el WiFi, junto con intNOVA Montilla Televisión a todos los niños y niñas de la localidad. Tras hablar con Servicios Sociales y con algunos directivos educativos, se consideró que la mejor forma de que llegara a todos los niños y niñas era por intermediación de los centros escolares y así lo hizo la hermandad.

Desde aquí, damos las gracias en nombre de muchas familias del Hogar de tardes a la Hermandad de Jesús Preso y a intNOVA Montilla Televisión por su iniciativa para contribuir a hacer valer el derecho a la educación de muchos niños y niñas que se habían quedado “desconectados” de esta educación telemática a la que nos enfrentamos.

Gracias también a todos los profesionales que pusieron la semilla desde ese grupo motor y a todo el profesorado que, consciente de las limitaciones y dificultades familiares de su alumnado, aporta cada día lo mejor de sí.

Por nuestra parte, vamos a dotar de un ordenador a algunos adolescentes que necesitan, además del wifi, el soporte técnico que les permita trabajar a distancia desde las diferentes plataformas educativas. Por desgracia no disponemos de los equipos suficientes, por lo que hacemos un llamamiento a todos los vecinos de Montilla que quieran prestar o donar algún equipo que contribuya a la causa.

Mientras tanto, seguiremos trabajando codo a codo con los niños, niñas y adolescentes y con sus familias para brindarles el apoyo emocional tan necesario en estos momentos de confinamiento, intentar salvar juntos las dificultades y que puedan continuar el normal desarrollo de su aprendizaje.

 

Miryam Ruz Serrano

Psicóloga HTMM

Comments